Proyecto Nº 20106477. Ley de lucha contra el cáncer de mama

Número de Iniciativa20106477
Año2010
EstatusArchivo
Tipo de proyectoLey
Autor de la iniciativa[Allan Ripsimes Rivera Siles, Elman Ramón Urbina Díaz, Jamileth del Socorro Bonilla, José Bernard Pallaís Arana, Luis Roberto Callejas Callejas, María Dolores Alemán Cardenal, Mario Valle Dávila, Máximino Rodríguez Martínez, Mónica Salvadora Baltodano Marcenaro, Ramón Enrique González Miranda]

Managua, 02 de Septiembre del 2010


Doctor
Wilfredo Navarro Moreira
Primer Secretario
Asamblea Nacional
Su Despacho

Estimado Doctor Navarro:

Nosotros los diputados abajo firmantes, en uso de las atribuciones que nos otorga el art. 140, numeral 1, de la Constitución Política de la República de Nicaragua y los arts. 90 y 91 de la Ley 606, Ley Orgánica del Poder Legislativo. Presentamos la Iniciativa de Ley denominada “Ley De Lucha Contra el Cáncer de Mama”, con su correspondiente exposición de motivos, en original y tres copias y en formato electrónico, cumpliendo con lo establecido en el art. 141, párrafo tercero constitucional y el art. 90, párrafo cuarto de la Ley 606.

Solicitamos a su honorable persona, que a esta iniciativa de ley se le dé el trámite establecido y se envíe a la Comisión para su consulta, dictamen y posterior aprobación por el plenario de esta Honorable Asamblea Nacional. Todo en cumplimiento con los arts. 92 y 30, numeral 1, de la Ley 606 Ley Orgánica del Poder Legislativo

Agradecemos de antemano la fina atención que se brinde prestar a esta iniciativa de ley y nos suscribimos de usted reiterándole las muestras de nuestra estima y consideración.


Atentamente,

María Dolores Alemán Cardenal Jamileth Bonilla

Luis Callejas José Pallais Ramón González

Mónica Baltodano Allan Rivera Juan Ramón Giménez




Elman Urbina Maximino Rodíguez Mario Valle

Managua, 01 de Septiembre del 2010

Ingeniero
René Núñez Téllez
Presidente
Asamblea Nacional
Su Despacho

EXPOSICION DE MOTIVOS

El cáncer de mama se origina más a menudo en el cuadrante superior externo, sitio en el que hay más tejido mamario. La mujer debe inspeccionarse las mamas de pié o sentada delante de un espejo en busca de asimetría, hoyuelos en la piel o retracción del pezón. Es importante que las mujeres examinen sus mamas cada mes para formar hábito y conocer la anatomía de su glándula mamaria. La mayor parte de los cánceres de mama los palpa por primera vez la paciente, por eso es importante enseñar a realizarse el auto examen de seno a partir del desarrollo mamario.



El cáncer de mama es la causa más común de muerte por cáncer en las mujeres de todo el mundo, con tasas de mortalidad más altas en los países de bajos recursos como el nuestro. A pesar de los considerables adelantos científicos en su tratamiento, la mayor parte del mundo afronta carencias de recursos que limitan la capacidad para mejorar la detección temprana, el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad.

Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes antes de 2015 se debe priorizar el acceso universal a los servicios de salud. La salud incluye el cáncer de mama y del aparato reproductivo. Esta comprobado que las personas que acceden a información y servicios de salud tienen una mayor probabilidad de incorporarse en mejores condiciones al mercado laboral, vivir sin violencia y tener una mejor calidad de vida, contribuyendo así al desarrollo de sus familias y sus comunidades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnostica un cáncer de mama, el cual cobra la vida de muchas mujeres de todas las edades, aunque sólo un 6% de los casos se da en menores de 35 años. En los últimos años su incidencia ha aumentado de forma considerable, siendo para el área centroamericana de 36.2 cáncer de mama y 40.2 cáncer cérvico uterino por 100 cien mil mujeres. Las acciones desarrolladas hasta el momento han sido insuficientes y se ha dado respuesta más al daño que a la prevención, los recursos en infraestructura diagnostica parecieran ser insuficientes para atender el problema.



Entre los factores de mayor riesgo se presentan:
La edad, a partir de los 35 a los 40 años la incidencia aumenta progresivamente, presentándose con mayores tasas en las edades de los 45 a los 65 años; Sexo, las mujeres tienen 100 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que el hombre; Herencia, el riesgo aumenta en presencia de antecedentes familiares. El 66% de cánceres de mama son de tipo esporádico es decir sin antecedentes familiares, el 29% son de tipo familiar y el 5% corresponde al llamado cáncer de tipo hereditario, con herencia anatómica dominante; Genes, algunas personas tienen genes que las hacen más propensas a desarrollar cáncer de mama.

Existen otras factores de menor riesgo tales como:
Menarquía precoz, anterior a los 12 años, tienen un riesgo relativo de 1.8 con respecto a una menarquía a los 13 o más; Menopausia tardía, mayores de 55 años, tiene un riesgo relativo igual a 2 con respecto a mujeres con menopausia a los 45 años o antes; Nuliparidad, aumenta el riesgo de cáncer de mama después de los 50 años, paridad después de los 35 años, aumenta cinco veces el riesgo de cáncer de mama con respecto a las mujeres que tuvieron su primer hijo antes de los 20 años; Administración exógena de estrógenos, se debe eliminar la posibilidad de una lesión neoplásica antes de administrar estrógenos y mantener una vigilancia estrecha mediante exámenes físicos periódicos; Antecedentes de enfermedad benigna de la mama, lesiones histológica específicas que presentan mayores riesgos, hiperplasia ductal atípica, lobulillar atípica, papilomatosis florida (4-5 veces más de riesgo), hiperplasia epitelial (1.2-2 veces más riesgo); Dieta, los alimentos ricos en grasas aumentan el riesgo de cáncer de mama; Consumo de alcohol, tiene un riesgo relativo de 1.5 en consumo no elevado y 2.5 en consumo elevado; Factores socioeconómicos y ambientales, ya que existen muchas sustancias cancerígenas que favorecen su desarrollo. El consumo de la nicotina que contiene el cigarrillo incrementa el riesgo de contraer cáncer de mama.

La Iniciativa Mundial de Salud de la Mama, apoyada por OMS, recomienda cuatro áreas para la salud de la mama y el control de cáncer en los países de recursos limitados: Detección temprana y acceso a la atención; Diagnóstico y patología; Tratamiento y asignación de recursos; y Sistemas de Atención de Salud y Política Pública.

Nicaragua, no ha identificado el cáncer de mama como un tema de atención de salud prioritario, porque las enfermedades infecciosas constituyen la amenaza predominante a la salud pública. Si bien el sistema de salud ha hecho esfuerzos por lograr una mejor cobertura de salud para esta enfermedad, la divulgación y concientización al personal femenino de realizarse el auto examen de seno, no ha sido la suficiente ya que en muchos casos la enfermedad está en sus estadios avanzados.

El valor del diagnóstico temprano y del tratamiento costo-efectivo se puede aplicar para definir las mejores prácticas con recursos limitados, es así que el desarrollo de normas de atención de salud y políticas públicas que indiquen cómo manejar el cáncer y los recursos más eficazmente, sería un paso crucial hacia el mejoramiento de la atención de salud del cáncer de mama, de esta manera el Ministerio de Salud, las organizaciones de lucha contra el cáncer, y los profesionales de la salud cerrarían filas para batallar contra esta enfermedad.

Este tipo de cáncer, a diferencia de otros, es detectable por la mujer o cuando acude a consulta médica de rutina, se puede diagnosticar tempranamente si se mantiene un programa permanente y sistemático de auto examen de seno mensual a partir del desarrollo mamario, así como la exploración médica anual y los estudios de imágenes según la edad.

La salud de la mujer ha mejorado mucho con los avances en la atención, sin embargo hay que señalar que queda mucho por hacer tanto en el ámbito sanitario como en el social y político. Avanzar en un modelo de atención médica integral y de calidad, que involucre a las mujeres con cáncer de mama, quien con información suficiente pueda participar en la toma de decisiones médicas sobre su tratamiento, que respete su autonomía y su derecho a decidir sobre sí mismas, sobre su cuerpo y sobre el papel que quieren desempeñar en su propia recuperación, es una tarea prioritaria.

En el ámbito sanitario es importante lograr un acceso igualitario de las mujeres a los sistemas de detección y diagnóstico precoz, sin que haya lugar a discriminación en función del lugar de residencia, mejorar en el aumento de especialistas y de recursos, poner en marcha protocolos de información y de atención específica para mujeres jóvenes con cáncer de mama, son cuestiones fundamentales para responder de una manera más eficaz a las necesidades y problemas concretos que plantean las mujeres.



En el ámbito social es necesario seguir incidiendo en una visión del fenómeno del cáncer de mama basada en el respeto y la solidaridad hacia las personas afectadas y alejada de oscurantismos y dramatizaciones. Unido a ello es necesaria una educación en salud en el ámbito familiar y escolar, así como la imprescindible aportación de los medios de comunicación, mediante una información rigurosa y responsable. No por ello menos importante está la implicación del nivel político, implicación que supone que esta enfermedad sea considera como una prioridad de política sanitaria, buscando estrategias que sean eficaces en prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y seguimiento
...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR